miércoles, 17 de noviembre de 2010

Antiguos escritos


Otra noche en la que el sueño no quiere visitarme; he ido a dar una vuelta a la cocina, esa estancia de la casa que siempre está dispuesta a hacerte compañía. He girado la cabeza y estaba ahí, mirándome desde su palo, inmóvil. He observado que da igual la hora que sea, las dos de la tarde o las tres de la mañana, no importa, él siempre está despierto. Solo he acertado a hacerme una pregunta: ¿los pájaros sufren de insomnio?...Sigue mirándome, impasible, un poco cómplice, como si de alguna manera intentara decirme que él también sabe lo lentas que pasan las horas en el reloj cuando no puedes dormir. Le sostengo la mirada...¿qué pasará por la mente de un pájaro? (ni siquiera sé si eso puede suceder). Tal vez le gustaría volar lejos, salir de esa jaula que constituye la única vida que ha conocido y que seguramente conocerá (curiosa metáfora si la trasladamos al ser humano). Me descubro riéndome, lo más probable es que en su pequeña cabecita no esté ocurriendo nada, y tan solo me mira porque le molesta la luz que yo debería de apagar...y es lo que hago. Vuelvo a mi habitación, y tengo la certeza de que el pájaro ya se ha dormido.

Buenas noches,

Cheshire

7 comentarios:

Lord Buworld dijo...

¿De cuándo es este texto? Ese era Bustamante, ¿verdad? ¿te acuerdas del otro pájaro que tuvimos? Luis Miguel le puse, pero tuvo un trágico final por el ataque inmisericorde de un vencejo. Pobre Luis Miguel, sus cantos dejaron de resonar en la inmensidad de la zona norte de Torremolinos. El pobre Bustamante, a decir verdad, era como su homónimo, eso de cantar no se le daba muy bien.
Por cierto, bonito texto, no lo había leído antes.

Cheshire dijo...

Jaja, exacto, se trata de Bustamante. Luis Miguel tuvo un trágico final como para escribir sobre ello. Me alegro de que te guste el texto, muak.

Nessa dijo...

A mi también me ha gustado mucho :)
Es antiguo por lo que he podido deducir yo solita... :p

En serio, me he sentido identificada porque a mi me pasaba igual con un pajárito que tenía. Yo creo que no tienen insomnio, es solo que te miran pensando: ¿Puedes irte ya? Me molestas...

Un abrazo,

Nessa

Cheshire dijo...

Totalmente de acuerdo, creo que simplemente les molesta,jaja. A ver cuando nos vemos, guapa. Un besote.

Carlos dijo...

Mi abuelo me decía que durmiera para que llegara el pájaro de los sueños y me llevara hasta ellos. Igual era tu pájaro de los sueños y esperaba eso, que te durmieras :)
Me ha encantado la descripción de ese momento en la cocina.
Buenas noches y dulces sueños :)

Julio dijo...

Pues yo creo que te miraba preguntándose cuando ibas a convertirlo en el protagonista de alguno de tus geniales textos.

Cheshire dijo...

Gracias, Carlos, es todo un placer leer tus comentarios. Y a ti, Julio, qué te voy a decir, me hace mucha ilusión que te pasees por este callejón.

Un besazo,